Encuentros de museología

La Locura de Van Gogh

Publicado el 10 de junio de 2018

Dicen que el ser un genio conlleva a desórdenes psicológicos y falta de captación de lo que nos rodea, se puede decir que en gran parte es cierto,ya que en la historia encontraremos grandes genios en el mundo del arte, literatura, pintura y escultura, entre los grandes incomprendidos genios que la vida nos a regalado tenemos a Vincent Van Gogh.

Se puede decir que muchos de nosotros amamos sus obras y hasta nos interesa o encontramos común interés en los diferentes artículos, posters, buscamos diferentes blogs los cuales contengan contenido de este personaje, el carisma y lo que representa en sus pinturas a muchos nos ha llamado la atención más de una vez.

Niñez

Vincent Willem van Gogh, vio la luz y el resplandor de este mundo un 30 de marzo de 1853 en Zundert, Países Bajos; pintor holandés, siendo el mayor de seis hijos de un pastor que ejercía como religión el ser protestante, desde su nacimiento no dejo el pequeño pueblo ubicado en la región de Brabante en el sur de Holanda. Tranquilo y autónomo, le gustaba estar en el campo en su tiempo de ocio, y observar detenidamente la naturaleza.

Se le considera como uno de los más grandes artistas de su tiempo, estando a la par con artistas como Rembrandt van Rijn, y se le considera como uno de los más grandes postimpresionistas. 

Vincent Van Gogh

La técnica de sus trazos y el uso de colores llamativos, la metódica pincelada enfática y las contorneadas formas que plasman su trabajo, fueron las que influyeron poderosamente en una de las corrientes más sugestionadas por los diferentes pintores y artistas en esos tiempos – “La Corriente del Expresionismo» en el arte moderno.

El arte de Van Gogh se volvió asombrosamente popular después de su muerte, especialmente a finales del siglo XX, cuando su trabajo se vendió por sumas récord en subastas de todo el mundo y apareció en exposiciones itinerantes de gran éxito. En parte debido a sus extensas cartas publicadas, van Gogh también ha sido mitificado en la imaginación popular como el artista torturado por excelencia.

Van Gogh en el Amor

Hay quienes sostienen que Van Gogh era un hombre el cual se entregaba totalmente en el amor y se enamoró solo tres veces en su vida, de las cuales influyeron mucho en su desarrollo como artista y pintor:

  • Caroline Haanebeek 1872 
  • Eugenie Loyer 1873
  • Kee Vos-Stricker 1881

A pesar de estar enamorado se tiene concepto de que siempre sentía que algo le faltaba y esto puede ser según historiadores y expertos en el tema, el avistamiento que tuvo para con su familia, ya que estaba muy conectado con ellos

Perdida de Oreja

El 23 de diciembre de 1888, el pintor holandés Vincent van Gogh, que sufría de una depresión severa, se cortó la parte inferior de la oreja izquierda con una navaja durante su estancia en Arles, Francia.El evento fue documentado más tarde por medio de una pintura la cual fue titulada “Autorretrato Con Oreja Vendada”. Hoy, se le considera a Van Gogh como uno de los más grandes y un icono artístico y sus obras maestras se venden a precios récord; sin embargo, durante su vida, fue un cartelista para artistas torturados y hambrientos y vendió solo una pintura.

autoretrato con la oreja vendada
  • Hay quienes sostienen que Vincent van Gogh se cortó la oreja izquierda cuando los ánimos se enfurecieron con Paul Gauguin, el artista con el que había estado trabajando durante un tiempo en Arles. La enfermedad de Van Gogh se reveló: comenzó a alucinar y sufrió ataques en los que perdió el conocimiento. Durante uno de estos ataques, usó el cuchillo.
  • Hay otros que sostienen que Vincent Van Gogh no fue él quien se cortó su propia oreja, sino que en una pelea con su colega Paul Gauguin, la perdió tras una fuerte discusión entre los dos, y esto frente a un burdel al cual los dos solían ir para cambiar ideas de pinturas y hasta para divertirse ya que en esos tiempo no era visto tan mal.
  • Hay otros que sostienen que Van Gogh, después de recibir una carta de su hermano el cual le informaba que se iba a casar  y quería verlo en la vida, pero por falta de las posibilidades de Van Gogh en ir a la boda, salió a desahogarse en el burdel y comenzó una trifulca entre este y su colega Paul Gauguin y para demostrar su hombro decidió cortarse la oreja y dejarla como señal de amor a una prostituta del lugar de nombre Raquel.

Existen otras teorías pero todas llegan a un fin el cual involucra a Gauguin.

Locura

Probablemente suene como una forma peligrosamente romántica de decirlo a los curadores de Al borde de la locura: Van Gogh y su enfermedad, una exposición en el Museo Van Gogh de Ámsterdam. Este espectáculo sensacional, qué extraño es ver la pistola oxidada, encontrada en un campo en Auvers-sur-Oise, del que el museo está «80% seguro» con el que Van Gogh se suicidó, en 1890, a la edad de 37 años, está lleno de documentos fascinantes que cuentan la triste historia de un hombre que lucha con su salud mental en declive hasta que finalmente, desesperado por recuperarse o vivir de forma independiente, eligió el suicidio. Presenta una narrativa lúcida de la fase final de la vida de Van Gogh. Sin embargo, en última instancia, es una exposición pedante y engañosa cuya búsqueda de la precisión clínica pasa por alto el misterio de la vida y el arte de Van Gogh.

El hombre de paja que los curadores quieren derribar es el mito de que el genio de Van Gogh residía en su «locura», que pintó en la fiebre de las alucinaciones y se inspiró en la enfermedad. Han pasado décadas desde que psiquiatras radicales como RD Laing celebraron la enfermedad mental como una respuesta sana a una sociedad demente. Mi viejo ejemplar Penguin del libro de Michel Foucault Discipline and Punish tiene la pintura de Van Gogh de prisioneros caminando en un círculo inútil en un patio amurallado claustrofóbico en su portada: pintó esto en el asilo, basado en una impresión de la prisión de Newgate por Gustave Doré que su hermano lo envió. El Doré está en esta exposición. En otro libro, Madness and Civilization, Foucault contrasta la apertura a la locura que supuestamente una vez llenó el mundo con la creatividad de Bosch con el aislamiento punitivo del mundo moderno y la medicalización de los «locos».

la locura de Van Gogh

El expresionismo de Van Gogh se convirtió en el movimiento de vanguardia más conocido del norte de Europa a principios del siglo XX y la imagen de su «locura» quedó profundamente grabada en él. Cuando el expresionista alemán Ludwig Kirchner se pintó a sí mismo como un soldado herido con una mano cortada en 1915 (sus heridas reales eran mentales, no físicas) se basó en el legado del Autorretrato con la oreja vendada de Van Gogh para crear un estudio en shock. En 1922, el psiquiatra Hans Prinzhorn publicó The Art of the Insane, que presenta su colección de pinturas y dibujos de sus pacientes, ilustrando lo que él ve como una forma única de creatividad. Su creencia en la creatividad de la enfermedad mental se inspiró claramente en el expresionismo y su culto a la locura que se remonta al propio Van Gogh. Las ideas de Prinzhorn siguen teniendo influencia hoy en día en el floreciente mundo del «arte marginal».

El Museo Van Gogh no soporta la idea de Vincent van Gogh como un artista forastero. Su nueva exposición es parte de una lucha de larga data por liberar sus pinturas de puntos de vista tan melodramáticos. Por ejemplo, rechaza lo que considera interpretaciones sensacionales de su pintura de 1890 Wheatfield with Crows: solo porque se hizo cerca del final de su vida y tiene cuervos como feroces cortes de negrura que cortan el azul profundo y húmedo del cielo, don ‘ Piensa que esto es una confesión de agonía interior.

Volver